Categorías
Cultura Economía Los más gustados Naturaleza Política Sostenibilidad Tecnología

Movimiento ambientalista: cuatro veces secuestrado (y contando)

Descarga audio entrando aquí
Publicación simultánea con El Universal

Si eres una de esas personas en prepa o universidad, que quisiera pintar de verde sus planes a futuro, pon atención: el  movimiento ambiental, ha sido secuestrado cuatro veces desde que nació, y no lo sueltan. Esto es preciso que lo sepas. Tienes en tus manos el texto que hubieras querido leer hace varios años pero que nadie había tenido la cortesía de arrimarte. De nada .

A muchos boomers institucionalizados no les gusta hablar de estas cosas, pero a ti te vale un pepino que no les guste. Y te vale un pepino porque solo estando al tanto de algunas verdades evitarás que otros desperdicien tu tiempo y tu persona. Con una poca de información honesta y verdadera podrás tomar buenas decisiones que afecten positivamente tu destino; sabrás a qué atenerte y sobre todo, sabrás cómo evitar ser carne de cañón comercial, ideológica o política de alguien, de algún fulano, o de alguna fulana. Hoy tan en boga. Ya estás avisado.


1. Por las ciencias naturales

El movimiento ambientalista fue secuestrado por primera vez por las ciencias naturales durante los años 70s. Es quizás el único secuestro que más o menos amerita perdón. Esto es porque, en aquellos tiempos, la preocupación por el medio ambiente recayó de manera burocrática y forzada sobre los biólogos, ecólogos y en general las ciencias naturales (el énfasis dado por el Club de Roma en su informe Los límites del crecimiento). ¿Por qué? pues porque nadie quería hacerse cargo seriamente de estos temas, y cundía la noción, más o menos idiota, tanto entre adultos como entre niños, de que si los zapateros reparan zapatos y los hojalateros reparan carros estrellados, pues a los biólogos les tocaba resolver los problemas ambientales; desde impedir la destrucción de selvas y la extinción de animales, hasta evitar que los carros contaminaran el aire. Se creía que los problemas ambientales tenían que ser resueltos por especialistas en medio ambiente, no por toda la especie humana y la sociedad en su conjunto, cómo ahora (o como debería de ser ahora).


2. Por los economistas

El segundo secuestro fue el llevado a cabo por los economistas durante los años 80s. La gente en general vivía convencida (o más bien dicho, les parecía más cómodo creer) que solucionar el problema ambiental global era un asunto de billetazos, de dinero, qué más o menos se resolvería dedicando recursos y asignándole un costo a la naturaleza, a la contaminación y a los daños ambientales.

En otras palabras, se vio el problema ambiental como una vulgar «falla de mercado» y como un vulgar problema de asignación de precios. No por nada el lema favorito del economista ambiental de aquellos tiempos era “el que contamina paga”, el cual dicho sea de paso los hacía sentir como todos unos justicieros, unos martires de la salvación universal.

Bueno, pues ocurrió que el secuestro de los economistas nunca funcionó, seguimos teniendo problemas ambientales graves, y muchos creen que el término “desarrollo sustentable” se vio algo corrompido y desvirtuado por la insistencia casi patológica de querer ver a los problemas ambientales como vulgares “fallas de mercado”, y a los economistas como martires portadores de un martillo investidos con el derecho divino a pensar que todo es un clavo.


3. Por las corporaciones globales y el cambio climático

El tercer secuestro lo llevaron a cabo las corporaciones globales, más o menos a principios del milenio. Los diversos problemas ambientales que preocupaban al mundo durante los años 90s, como la desertificación, la pérdida de biodiversidad, la contaminación del ríos y mares, la urbanización desenfrenada y el cambio de uso de suelo, el asesinato de defensores del bosque, la tierra y el agua, fueron hechos a un lado para colocar todos los reflectores en un único objetivo, científicamente reduccionista pero tecnológicamente muy lucrativo para las empresas globales: adivinaste! el Cambio Climático. El mundo se olvidó de todas sus crisis ambientales globales y permitió que su única preocupación comenzara a ser el negocio global del Cambio Climático y sus soluciones tecnológicas.


4. Por la agenda de género y las diversidades

El cuarto secuestro del que ha sido objeto el ambientalismo global, es el llevado acabo en la actualidad desde hace más o menos una década por la “agenda de género” y “las diversidades”. Su consolidación la podemos apreciar en las agendas políticas de todos los gobiernos del mundo, en particular de aquellos gobiernos alineados a los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU (es decir, casi todos). Los problemas ambientales tienen ahora que ser vistos de manera forzosa y forzada a través del filtro ideológico y la agenda de la “equidad de género” y las “diversidades”. Agenda también identificada como “marxismo cultural” en la que “los oprimidos” no son ya “el proletariado” sino “las mujeres” y los “lgbt’s”. Esta agenda es orquestada y fuertemente financiada vía toda clase de ONGs y organizacioncitas locales, con cascadas y cascadas brutales de dinero proveniente de fundaciones globales cómo la Open Society Foundation, y la Rockefeller Foundation, junto a distintas organizaciones y agencias multilaterales, incluido el Foro Económico Mundial (ONU, OMC, OMS, BM. etc.)


Conclusión

Estos cuatro secuestros (la pandemia es candidato al quinto, pero ese mejor dejémoslo en paz)… pueden ser vistos como cuatro tendencias históricas inducidas que siguen distrayendo nuestra atención del problema planetario que subyace a los demás: cómo satisfacemos los seres humanos nuestras necesidades (reales más que imaginarias) sin destruir el medio natural del que dependemos para hacerlo y sin permitir que la Estupidez Artificial (EA) confisque nuestras vidas. Dicho de otro modo buenhombre, es a partir de ahí, que para mejor decirlo en corto, esta historia no va así. 2022/V/20

http://www.andresbucio.com
andresbucio@protonmail.com

Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s